Roto tubería ¿Qué hago?

Una de las averías domésticas que más problemas puede ocasionar es la rotura de una tubería, ya que provocará una fuga de agua. Dependiendo de la magnitud, los destrozos de la fuga pueden ser leves o más graves. En cualquier caso, lo más recomendable es la prevención, realizando de forma periódica una revisión y reparación de posibles problemas asociados, como serían los atascos.

 

Posibles causas de la rotura de una tubería

Existen varios factores que pueden provocar el fatal desenlace:

  • Deficiencia en las tareas de mantenimiento de las tuberías. Por eso el mejor consejo siempre es anticiparse y realizar un mantenimiento periódico de las tuberías.
  • Desgaste de los materiales
  • Antigüedad de la instalación
  • Cambios en la presión de agua o en la temperatura externa (en invierno, por ejemplo, a muy bajas temperaturas el agua se puede congelar y provocar roturas en las tuberías)

Pasos a seguir en caso de rotura de tubería

En cualquier caso, si no has realizado un mantenimiento adecuado de las tuberías y se produce la temida rotura, te damos unos sencillos consejos para actuar de forma ordenada.

 

En casos de fuga pequeña

En el supuesto de que la fuga no sea muy grande y el agua no provoque destrozos, sigue los siguientes pasos:

  1. localiza el punto de fuga y aíslalo. Lo puedes hacer con cinta aislante
  2. En segundo lugar, llama a tu seguro para que puedan valorar el siniestro
  3. Contacta con una empresa que se encargue de la reparación

 

En casos de fuga grande

Si el agua ha llegado a inundar alguna estancia de tu casa, deberás seguir estos pasos:

  1. en primer lugar, corta la luz para evitar un cortocircuito
  2. a continuación, cierra la llave de paso del agua para que la inundación no vaya a más. Achica el agua que puedas
  3. Contacta a continuación con tu aseguradora y haz fotos de los desperfectos que ha podido ocasionar la fuga
  4. Llama a una empresa especializada y solicita presupuesto de la reparación

Sea como fuere, no te agobies si se produce el desastre. Templa los nervios y sigue nuestros pasos. Y contacta siempre con una empresa profesional especializada con experiencia en el sector para que solucione tu problema con diligencia y rapidez. Así evitarás sorpresas de última hora.