Problemas comunes tuberías desagüe

La red de desagües de un edificio es un laberinto de bajantes y tuberías que se comunican para acabar en la red de alcantarillado de la ciudad.

El objetivo de todo este entramado de fontanería es recolectar y dirigir todas esas aguas residuales domésticas para que acaben en el sistema de evacuación de la ciudad.

Mantener en buen estado la red de desagües es la mejor garantía para evitar problemas como fugas, atascos o inundaciones. Lo mejor en estos casos es contactar con una empresa profesional especializada en estas tareas para realizar un mantenimiento y limpieza preventivos de toda la red de desagüe.

Vamos a repasar los problemas más comunes que nos podemos encontrar en las tuberías de desagües:

 

Deterioro y corrosión por el paso de los años

Las tuberías antiguas estaban frecuentemente fabricadas en metal, habitualmente cobre, plomo o acero. Estos materiales sufren mucho más con el paso de los años y están sometidos al efecto de la corrosión Esto hace que su vida útil sea más corta y que puedan romperse con más facilidad cuando son viejas. Para evitar este problema, en la actualidad se emplean las tuberías de PVC, que son más resistentes y duraderas.

 

Bloqueos por grasa y otros residuos

La vieja y mala costumbre de tirar por la pica o el baño todo lo que encontramos a nuestro paso, no es buena idea. Tampoco el water es un cubo de la basura donde arrojar todos nuestros desperdicios. Las toallitas húmedas, por ejemplo, tan popularizadas hoy en día, son un enemigo temible para las tuberías de desagüe ya que, incluso las que son biodegradables, se van acumulando alrededor de las cañerías, provocando un estrechamiento del paso del agua y sometiendo a mucha presión a toda la red, provocando, frecuentemente, problemas de atascos.

 

Tuberías congeladas

En las zonas o regiones más frías, es un problema habitual que provoca mucho malestar, ya que una tubería congelada puede acabar partiéndose. La mejor manera de mantener en buen estado las tuberías y cañerías en lugares muy fríos con muy bajas temperaturas, es emplear algún material aislante alrededor de ellas que las proteja de las bajas temperaturas.

 

Fugas en las juntas

Cuando la unión entre tuberías no se ha realizado correctamente, es habitual que existan fugas. Esto acaba provocando encharcamientos en los lugares donde se encuentra la fuga, y problemas de humedades. Para evitarlo, o corregirlo, es necesario realizar una revisión completa de todas las tuberías de desagüe del edificio y planificar, si fuera necesario, una limpieza y sustitución de los elementos dañados o desgastados por una empresa profesional especializada en desatascos en Barcelona como la nuestra.