Siete sencillos consejos para evitar atascos en el hogar

La importancia del mantenimiento para evitar atascos en el hogar

A lo largo de los años, el sistema de tuberías del hogar va acumulando restos de comidas, polvo, suciedad, y un montón más de residuos que van poco a poco adhiriéndose a sus paredes. Es importante mantener en buen estado la red de saneamiento de nuestra casa para evitar esos molestos atascos que se producen en el momento más inoportuno y que provocan malos olores o, cuando son más severos, llegan incluso a ocasionar inundaciones.

Si se ha declarado el hecho catastrófico, habrá que llamar a un profesional, que sabrá solucionar el problema de forma rápida y eficaz.

No obstante, antes de llegar a ese punto, os brindamos unos sencillos consejos para alargar la vida de tus tuberías y evitar males mayores.

Consejos para evitar atascos en el hogar

1. Ningún resto de comida en el fregadero

Cuando recojas los platos y los lleves a la pica, asegúrate de que no quede un solo residuo de comida. Piensa que todo lo que eches por el tragadero es susceptible de acabar pegándose a las paredes de la tubería. ¡Y eso no es lo que queremos!

2. Fuera pelos de la ducha

Elimina los pelos que puedan quedar después de la ducha y no dejes que se vayan acumulando porque acabarán atascando las cañerías. Así que acostúmbrate a, después del aseo matutino, quitar todos los pelos del tragadero.

4. Siempre rejillas en los tragaderos

Si las utilizas en la pica, retendrás los residuos o restos de alimentos que hayan quedado en los platos y evitarás que éstos pasen a las tuberías y las obturen. Vacíala cuando acabes de fregar y listo.

4. Prohibido tirar toallitas de aseo al retrete

Hay muchos tipos de toallitas húmedas y en el mercado puedes encontrar hasta con aloe vera. Pero si te fijas bien en la etiqueta comprobarás que no todas son biodegradables. Ante la duda, evita siempre desechar estas toallitas por el retrete y tíralas mejor a la basura.

5. Aceite usado mejor llévalo a un punto limpio

Tenemos la manía de arrojar el aceite usado por el fregadero o retrete. Este mal hábito no sólo provoca atascos en las tuberías, sino que también es dañino para el medioambiente ya que contamina ríos y suelos. No lo dudes, recicla el aceite usado en un punto limpio de tu ciudad.

6. Cuidado con lo que tiras por el fregadero

Estamos acostumbrados a arrojar por el fregadero restos de disolventes o pinturas, u otros productos químicos que contienen agentes corrosivos en su composición que pueden dañar seriamente los conductos. Mejor, evita el desastre.

7. Productos anti-cal, tus mejores aliados

En los lugares donde la dureza del agua es elevada, el empleo de productos anti-cal favorecerá la eliminación de estos restos. Evitarás con ello que se acumulen y peguen a las tuberías, prolongando notablemente su vida.

Como habrás podido comprobar, mantener nuestras tuberías limpias no es complicado. Simplemente habitúate a seguir nuestros sencillos consejos.

Limpieza y mantenimiento tuberías

¿Necesitas ayuda?

Si aun así se produce el desastre, ponte en contacto con un profesional cualificado que solucione tu problema. En desatascos McGyver llevamos más de 25 años al servicio de desatascos en Barcelona y alrededores. No dudes en consultarnos, tenemos el mejor servicio que puedas necesitar.

Compártelo en redes sociales